Stendo® alta tec(nologia)®

Revolucionario

Tecnología exclusiva y patentada, Stendo® es el único dispositivo en el mundo capaz de aumentar la biodisponibilidad de Óxido Nítrico ( molécula de la salud ) en  un cuerpo completamente en reposo, sin ninguna restricción para el corazón, músculos, pulmones.

Para ampliar la dinámica del flujo sanguíneo y de las fuerzas mecánicas que originan la producción de Óxido Nítrico en el organismo, Stendo ha concebido el innovador dispositivo Pulsewave®, una auténtica revolución, capaz de estimular de forma no invasiva y 100% natural la biodisponibilidad del NO (molécula de la salud) en nuestro cuerpo.

El equipo
patentado Pulsewave®
se caracteriza
una doble capa de gel / aire
que asegura la
homogeneidad
y la eficacia de los
estímulos mecánicos
mediante la adaptación
a la morfología.

Technologie Stendo®, Dispositif Pulsewave

La interfaz de uso es
sencilla e intuitiva con
una pantalla táctil que permite
configurar los parámetros de tratamiento
en función del objetivo deseado.
2 opciones :
MENÚ TRATAMIENTO:
para un uso simple e intuitivo.
MENÚ MÉDICO: para tratamientos
precisos y rigurosos que ofrece
a los expertos la posibilidad
de personalizar todos
parámetros del tratamiento.

Mecanobiología

mecanobiologie-1mecanobiologie-2mecanobiologie-3mecanobiologie-4

Sincronización
del ritmo cardíaco

Control de la tensión
con el brazalete Nibp

Sincronizado con el latido del corazón, la estimulación del dispositivo Stendo® se basa  en la nueva ciencia de la Mecanobiología. Ésta genera compresiones y descompresiones en la superficie de la piel desencadenando a niveles profundos efectos fisiológicos y adaptaciones biológicas beneficiosas y positivas.

La combinación y el algoritmo de control en relación con la actividad cardíaca transfieren al cuerpo estímulos inéditos: en grandes cantidades (800 lpm), a baja intensidad (30-80 mmHg), centrípeta (12 compartimentos activados desde los tobillos al abdomen), de alta precisión (sincronización en relación con la máxima diastólica). Esta suma de estímulos externos en el flujo sanguíneo, con el cuerpo en reposo, influye positivamente en la producción natural de NO y en consecuencia en la difusión sistemática de sus beneficios en el cuerpo.